El trabajo realizado con pasión, entrega y creatividad, debe ser reconocido y dignificado. La finalidad de ejercer cualquier trabajo es recibir en retribución lo necesario para vivir, pero buscando ese fin encontramos  tantas cosas que nos permiten valorar lo que hacemos, con quien lo hacemos y como lo hacemos; encontramos alegría al compartirlo, ideas que